Listas de morosos

Listas de morosos
Préstamos Online

Las listas de morosos son unas bases de datos en el que se reflejan las deudas que los particulares o empresas contraen con otras empresas. Es bastante sencillo entrar en ellas, ya que tan solo se debe acreditar una deuda y dar un tiempo prudencial para que se pague o para notificarla… sin embargo, salir de estas listas es algo más complicado.


Hay empresas que se encargan de recopilar estas listas de morosos. La información que recopilan está puesta a disposición de entidades que las requieran (como pueden ser bancos o compañías de teléfono). Gracias a esto, un banco podría denegarte un préstamo o las tarjetas de crédito que podrías contratar, la compañía de teléfonos podría no dar de alta una nueva línea, entre otras restricciones.


Las dos empresas por excelencia que se encargan de recopilar datos de morosos son el ASNEF y el RAI.


¿Qué diferencias hay entre el ASNEF y el RAI?


El RAI, cuyas siglas significan Registro de Aceptaciones Impagadas, recopila aquella información de deudas que hayan contraído personas jurídicas por un valor que sea superior a los 300€. Las deudas deben estar registradas y reconocidas a través de documentos con alta fuerza ejecutiva, como es el caso de pagarés, letras o cheques.


Si se hace una consulta en el RAI se obtendrá como resultado el nº de efectos que no han sido pagados por la empresa, y el importe total de la deuda en euros. También podremos conocer la fecha de la última incidencia que se haya registrado.


Por su parte, el ASNEF son las siglas de Asociación Nacional de Entidades de Financiación y, debido a sus características, está considerada como la mayor base de datos de morosos que podemos encontrar en nuestro país. Además de incluir datos de impagos de entidades, también incluye de particulares. 


Esta información de morosidad es manejada por la entidad Equifax Servicios sobre Solvencia y Crédito S.L. A diferencia del ámbito de ocupación del RAI, el ASNEF se encarga de registrar deudas impagadas que hayan sido registradas o no, como puede ser una factura telefónica que no haya sido abonada.


Su principal objetivo es servir como una alarma ante situaciones financieras complicadas o alertas en estados de crisis.


¿Cómo se entra al ASNEF o RAI?


Aunque cualquiera puede ver cómo le incluyen en una base de datos de morosos, lo cierto es que no se puede hacer de cualquier manera. Como hay muchos supuestos, habrá que tener en cuenta lo que establece el artículo 29 de la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de diciembre de Protección de datos de Carácter personal y la Instrucción 1/1995 de la EPD. Es decir, que existen una serie de condiciones que se tienen que cumplir para que puedan añadirte a estos registros:


  • Debe existir la deuda: obviamente, tan solo se puede reclamar una deuda que exista. Además, debe tratarse de una cantidad de dinero líquida, que se pueda cuantificar y cuyo origen esté completamente claro. 

  • Requerimiento: el primer paso de la entidad no puede ser acudir directamente al registro de morosos, sino que lo primero que se debe hacer es ponerse en contacto con la persona o entidad afectada para proceder con la reclamación de la deuda.

  • No debe existir ninguna prueba que sirva como contradicción de los criterios anteriores: si existiese algún tipo de reclamación administrativa, judicial, arbitral, o de cualquier otra índole, el proceso para incluir los datos del deudor en la base de datos quedará descartado.


Además de estos requisitos, también hay que tener en cuenta existe un tiempo para comunicar las deudas: estas se tienen que comunicar con menos de 4 meses de antigüedad. Por otra parte, el encargado del fichero (del ASNEF o RAI) tendrá que comunicar a la persona interesada que se van a incluir sus datos en el fichero en un plazo de 30 días (si no se hace, esto puede proceder como una falta grave con sanción).


Ahora bien, es posible que no se produzca la comunicación porque el individuo ha cambiado de domicilio en donde lo tuviese registrado, o que se haya producido cualquier tipo de circunstancia. Por ello, es posible que accedamos a los datos incluidos en estos registros: para ello, tendremos que ponernos en contacto y completar los formularios pertinentes. Tendrán un tiempo de 1 mes natural para darnos una contestación.


¿Cómo salir del ASNEF o RAI?


Existen algunas fórmulas para salir del registro de morosos:


  • Requisitos legales: si no se cumplen con los requisitos legales que hemos comentado, tan solo tendremos que reclamar para que retiren nuestros datos del fichero.

  • Plazo máximo: nuestros datos no pueden permanecer más de 6 años en los registros de morosos. Ahora bien, hay que tener en cuenta que el hecho de que borren nuestros datos del registro de morosos no hará que la deuda desaparezca.

  • Saldando la deuda: es la mejor manera de salir del registro de morosos. Si reconoces que la deuda es tuya y que la tienes que pagar, lo mejor que puedes hacer es pensar en cómo la puedes pagar y salir de ahí. Quizá puedas probar a pedir un préstamo online para intentar subsanar la deuda de esta manera.


¿Cómo saber si estás en el ASNEF?


Ya hemos comentado que la teoría nos dice que deberíamos recibir una notificación por parte del ASNEF que nos indique que van a incluir nuestros datos en el registro de morosos, pero es posible que esta nunca llegue. Aquí tienes algunas formas para comprobarlo:


  • Pregunta en tu banco: en el caso de que tengas algo de confianza con la entidad, puedes preguntar directamente en el mismo. En principio, deberían poder darte este tipo de información sin ningún tipo de coste. Ellos tienen acceso al fichero (ten en cuenta que, si se pide un crédito rápido en la entidad, tienen que consultar dicho fichero para comprobar el historial crediticio de cada cliente).

  • Pide un préstamo ficticio: otra de las fórmulas con las que puedes probar es pedir un mini crédito para ver si te lo conceden. Lo único que tendrás que hacer es saber echarte atrás en el momento adecuado, para evitar que te cobren cualquier tipo de cargo.

  • Consulta la web de ASNEF: la forma más fiable de saber si estás en el ASNEF es entrar directamente en la web de la entidad y hacer el trámite correspondiente. Esto no tiene ningún tipo de coste, pero el tiempo de espera es de 10 días.

  • Asesoría: si te urge saber si estás o no en el ASNEF, incluso si quieres iniciar el proceso para eliminar tus datos cuento antes, una solución es la de contratar una asesoría. Es una alternativa de pago, pero merece la pena. Además, si buscas una asesoría de confianza te darás cuenta de que no costará tanto como te imaginas.


¿Cómo saber si estás en el RAI?


Si tienes dudas sobre si tus datos están o no en el RAI, aquí tienes las diferentes fórmulas de hacerlo:


  • A través de la web del RAI: accede a la página oficial de la entidad y envía un correo a la dirección de correo electrónico [email protected]. Tan solo indica que es lo que necesitas y ellos te darán las indicaciones para iniciar el proceso.

  • A través del teléfono: también puedes iniciar la solicitud a través del número de teléfono 902 103 406.

  • Sede oficial: en el caso de que vivas en Madrid, o no te importe desplazarte hasta allí, puedes hacer la solicitud a través de su sede física, que la encontrarás en la dirección de C/ Príncipe de Vergara, 132. 1ª, 28002 Madrid.


Eso sí, debes tener presente que no todos los usuarios podrán tener acceso a esta información. En la solicitud te van a pedir la razón por la que quieres saber esta información, introducir tu CIF y algunos datos personales. Una vez hayas terminado, si todo está correcto, recibirás un mail en donde podrás obtener la información que necesitas.


A diferencia de lo que ocurre con el ASNEF, las consultas al RAI sí que tienen un coste económico.


Ahora ya sabes todo lo que necesitas sobre las listas de morosos.


OPINIONES SOBRE NUESTROS PRÉSTAMOS

¿CÓMO NOS VALORAN NUESTROS CLIENTES?
9.6 /10
¡Ya tenemos 76.856 opiniones sobre los préstamos de name!