Financiación personal: Préstamos en el acto: ¿Qué son y por qué te interesan?

Financiación personal: Préstamos en el acto: ¿Qué son y por qué te interesan?
Préstamos Personales

Los préstamos en el acto son un tipo de recurso económico que nos ayudarán a cubrir deudas económicas que se nos puedan llegar a presentar: por ejemplo, puede darse el caso de que tengamos que pagar mucho por la factura de la luz o del agua, por lo menos, más de lo que nos esperábamos. Puede ser que se nos haya presentado el pago de ciertos impuestos, y que no nos habíamos ni acordado, que tengamos que pagar una multa que nos haya impuesto un radar, etc.

Por lo general, la mayoría de estos imprevistos pueden ser tratados con nuestro sueldo tradicional… sin embargo, el problema viene cuando hablamos de una gran cantidad de dinero, sobre todo si lo necesitamos de manera urgente.

Y es aquí en dónde intervienen los préstamos en el acto; es decir, aquellos en los que tan solo tenemos que hacer una llamada y automáticamente recibiremos el dinero en la cuenta. Gracias a la evolución de la tecnología, ahora ni tan siquiera tendremos que estar haciendo la llamada, sino que es posible cursar la solicitud a través de Internet, de una forma completamente automatizada, y recibir el dinero sin más.


¿Realmente son posibles? ¿Podemos encontrar una empresa especializada en créditos en instante? En este artículo lo vamos a analizar.


Características de empresas especializadas en préstamos en el acto 


Lo cierto es que existen empresas de créditos rápidos, que tardarán menos en concedernos el dinero de lo que tardará el banco. 


  • Son rápidas, ya que el número de trámites que hay que llevar a cabo con ellas son mínimos. Todo el proceso se puede gestionar a través de Internet, por lo que tan solo necesitaremos contar con una conexión a Internet, así como con un dispositivo compatible.
  • Pedir el dinero es muy fácil; y es que tan solo tendremos que acceder a un simulador que suele estar disponible desde la página inicial de la propia entidad. A través de este simulador podemos conocer la cantidad de dinero que vamos a solicitar, así como el plazo de devolución en el que tendremos que ingresar ese dinero + intereses. 
  • Generalmente, habrá que entregar un documento que verifique nuestra identidad (DNI o equivalente), así como un documento que indique que estamos recibiendo una determinada cantidad económica (lo más habitual en estos casos es contar con una nómina, pero lo cierto es que también nos concederán el préstamo con una prestación, con el paro, subsidio…). También tendremos que indicar nuestro número de cuenta bancaria, tanto para que nos hagan el ingreso correspondiente si todo va bien, cómo para verificar nuestra identidad (es por ello, por lo que nos pedirán una cuenta en la que seamos titular, o bien autorizado).
  • De lo único de lo que nos tendremos que preocupar será de las comisiones; estas son mucho más altas que si hubiéramos gestionado el trámite a través del banco de toda la vida, pero, teniendo en cuenta al resto de sus ventajas, es algo que habrá que asumir. Igualmente, estas empresas de préstamos en el acto se caracterizan por ser transparentes; es decir, por indicarnos todas las condiciones desde el primer momento. De nosotros dependerá leer las condiciones, para saber si nos interesan o no.


Préstamos en el acto: ¿De cuánto tiempo estamos hablando exactamente para poder ver el dinero en la cuenta? 


Este es el kit de la cuestión, ya que las personas que solicitan este tipo de dinero, lo que están buscando es rapidez.


Lo cierto es que el tiempo dependerá tanto de lo que tardemos en reunir los documentos, en rellenar el formulario, así como el que tarde la entidad en revisarlos. También hay que considerar que, aunque gran parte del proceso de la concesión/denegación de los préstamos en el acto está automatizada, también puede haber ciertos apartados que funcionarán de forma manual; si se nos ocurre llamar un fin de semana, en festivo, o fuera de horario, habrá que esperar a un horario laboral para que nos puedan llegar a atender.


  • Si todo va bien, el dinero puede estar en nuestra cuenta en cuestión de segundos: Para ello, nos tenemos que asegurar de disponer de cuenta en algunas de las sucursales que nos propone la entidad. Gracias a ello, la transferencia será prácticamente inmediata.
  • Pero si no tenemos una cuenta en cualquiera de las sucursales, lo único que ocurrirá es que habrá que esperar un poco más (el tiempo referido a la transferencia); calcula que en el plazo de tiempo comprendido entre 24 horas (mínimo) y 72 horas (máximo), debería de aparecer el dinero en tu cuenta.

¿Para qué nos puede servir un préstamo en el acto? 

¿Para qué nos puede servir solicitar un préstamo en el acto si las comisiones van a ser tan elevadas? 


  • Imagina que has recibido una multa y que te quieres aprovechar del pronto pago, para descontarte hasta un 50%, pero todavía te quedan algunos días para cobrar y se te va a pasar el tiempo. Puede que te salga rentable pedir el dinero para pagar la multa, y luego devolverlo cuando nos llegue la nómina. Lo más posible es que el descuento de la multa sea más alto que las comisiones a pagar por un “préstamo en el acto”.
  • Puede que tengas una idea revolucionaria, de esas que te pueden hacer ganar mucho dinero, pero que los del banco no apuesten por ella y, por ello, no te vayan a conceder el crédito que necesitas para llevarlo a cabo. Otra de las características de las empresas de préstamos en el acto es que no te van a pedir ningún tipo de explicación sobre el motivo del mismo, por lo que podemos hacer lo que se nos venga en gana con él (pero siempre con cabeza).

Si te hace falta dinero rápido, pero no has encontrado ninguna otra forma de tenerlo, apuesta por estas empresas y se te acabarán tus problemas económicos.

¿Cuáles son los riesgos de pedir un préstamo en el acto?

Como cualquier modalidad financiera, los préstamos rápidos también tienen algunas desventajas que se tienen que considerar:

  • Préstamos pequeños

Aunque la financiación sea rápida, lo cierto es que al importe al que se puede acceder es más bien pequeño. Estamos hablando de un tipo de producto que está más bien pensado para devolver en un plazo de amortización ajustado.


Algunas empresas nos permiten ampliar la cantidad de dinero a solicitar en el caso de que hayamos sido clientes previamente y todo haya salido bien.

  • Tiempo extendido

Si no tenemos una cuenta con la entidad, el tiempo que tardarán en concedernos el dinero podría verse incrementado hasta las 72 horas. Ahora bien, esto no es culpa en realidad de la entidad de préstamos rápidos, sino de lo que tardan en completarse las transferencias.

  • Intereses

Este es el gran problema de los préstamos rápidos. Los intereses pueden ser bastante elevados, mucho más que los que nos cobrarían en el banco. Por esto es tan importante leer la letra pequeña, aunque todos estos gastos suelen venir muy detallados, para evitar que firmemos algo que no debemos.


Ahora bien, si se tienen las cosas claras, y se ha leído el contrato, esto no tiene por qué ser un problema.

  • Comisiones altas por retraso en el pago

Otro de los grandes problemas que presentan estos créditos al instante los descubriremos en el momento en el que no satisfagamos una deuda a tiempo. Y es que tienen unos intereses muy elevados. 


Si tu economía no va bien de por sí, es posible que la solución no sea endeudarse de nueva.

  • Pocas posibilidades de financiación

Si no podemos asumir el pago a tiempo, lo más recomendable es ponerse en contacto con la entidad para ver de qué manera podemos renegociar la deuda. Sin embargo, a la hora de la verdad, son pocas las opciones que se nos presentan más que pagar o pagar antes de que los intereses sigan subiendo.

  • Presión

Antes de firmar cualquier contrato, conviene tener en cuenta que estas entidades no son un tipo de ONG o algo que se le parezca. Viven de esto y tienen a muchos empleados detrás: si no conseguimos pagar a tiempo, tendremos mucha presión por parte del equipo para que paguemos cuanto antes.


Si hacemos un balance de los pros y contras, y tenemos las cosas claras, los créditos rápidos pueden ser una buena opción de financiación.

OPINIONES SOBRE NUESTROS PRÉSTAMOS

¿CÓMO NOS VALORAN NUESTROS CLIENTES?
9.6 /10
¡Ya tenemos 76.856 opiniones sobre los préstamos de name!